lunes, 4 de enero de 2016

De empoderamiento y la nutrición de las mujeres
¿qué la evidencia nos dice??
Los programas de desarrollo destinados a aliviar la pobreza y mejorar la nutrición a menudo consideran que el empoderamiento de las mujeres como una forma eficaz de lograr un impacto. Sin embargo, aunque los resultados nutricionales se miden a menudo, los efectos sobre el empoderamiento de las mujeres no siempre se evalúan. Este breve considera tres intervenciones - las transferencias de efectivo, las intervenciones agrícolas y programas microfinanciera - y refl eja en la evidencia de su impacto en el empoderamiento de las mujeres, con la salud y los comportamientos relacionados con la nutrición, y los resultados finales.
Mientras que el empoderamiento de las mujeres en general, permite a las mujeres a tomar mejores decisiones que pueden resultar en cambios en los comportamientos, otros factores de intermediación pueden diluir impacto en los resultados finales. Hay, por tanto, un amplio margen para nuevas investigaciones sobre las vías de impacto y las diversas condiciones que pueden influir en los impactos del programa.
Muchos programas de desarrollo se centran en el empoderamiento de las mujeres como una forma de lograr la igualdad de género y lograr otros resultados de desarrollo importante, como mejoras en la salud, educación y nutrición.

Mientras que el "empoderamiento" en términos generales puede ser defi ne como el aumento de la agencia o la capacidad de tomar decisiones estratégicas de vida, que por supuesto adquiere diferentes significados según el contexto. Por lo tanto, las formas en las que se mide el empoderamiento de las mujeres varía considerablemente.
Varios estudios han encontrado asociaciones positivas entre las mejoras en las medidas de empoderamiento de las mujeres y las mejoras en los resultados nutricionales (por ejemplo, reduce el retraso del crecimiento), así como las asociaciones entre las medidas de desempoderamiento de las mujeres y los resultados nutricionales adversos. A pesar de esto, hay pocas pruebas de los efectos de varios tipos de programas - las transferencias de efectivo, las intervenciones agrícolas y programas microfinanciera - sobre los resultados nutricionales.
Evidencia cualitativa del impacto de los programas de transferencias monetarias condicionadas (TMC) en el empoderamiento de las mujeres es en general positiva, aunque los hallazgos cuantitativos se mezclan. TMC generalmente parecen tener efectos positivos sobre la salud y los comportamientos relacionados con la nutrición, pero los impactos en los resultados de salud y nutrición se mezclan con la evidencia muy limitada de impacto en el estado de micronutrientes.
Críticas de tales estudios encontramos ningún impacto estadísticamente significativo de las TMC en la antropometría de niños. Para las transferencias en efectivo condicionadas (UCT), la poca evidencia disponible muestra impactos mixtos en las medidas de empoderamiento de las mujeres, los efectos limitados sobre la salud y los comportamientos relacionados con la nutrición y los impactos generalmente positivos pero limitados sobre los resultados finales.
Sin embargo, no hay mucha diferencia entre los programas de transferencias monetarias condicionadas y no condicionadas en términos de su impacto en el retraso del crecimiento infantil. Evidencia de impacto de los programas agrícolas - principalmente los huertos familiares y la producción animal - es limitado. Impactos mixtos se encuentran en los ingresos y el control de las mujeres sobre estos ingresos, así como el tiempo de las mujeres y de la carga de trabajo. En general, los proyectos con un componente de educación nutricional tienen impactos positivos en los comportamientos de salud y nutrición relacionados. Sin embargo revisiones recientes han encontrado muy poca evidencia del impacto en los resultados finales de salud y nutrición, con la excepción de la vitamina A de estado.
Los programas de microfinanzas "(principalmente microcrédito) impacto en el empoderamiento de las mujeres es mixta y controvertido; mas revisiones sistemáticas recientes encuentran poco efecto sobre las medidas de empoderamiento y resultados mixtos sobre la salud y los comportamientos relacionados con la nutrición. Evidencia de impacto sobre los resultados nutricionales se mezcla y no hay evidencia de impacto en el estado de micronutrientes.
Con base en esta evidencia, es casi imposible sacar conclusiones firmes sobre los impactos de estos tres tipos de intervenciones sobre el empoderamiento, la salud de las mujeres y los comportamientos relacionados con la nutrición, los resultados finales de salud y nutrición, o en cualquier "vías" de impacto (pruebas de los cuales, para todo tipo de intervenciones, es casi totalmente ausente).
 En general, la evidencia de impacto en los comportamientos es más fuerte que la evidencia de los impactos sobre los resultados finales; mientras que las intervenciones que tienen como objetivo capacitar a las mujeres en general, les permiten tomar mejores decisiones que a menudo dan lugar a cambios en el conocimiento y el comportamiento, otros factores de intermediación (por ejemplo, calidad de los servicios de salud o la falta de saneamiento) pueden diluir el impacto de las intervenciones de empoderamiento en los resultados finales.

Además, el corto período de tiempo de la mayoría de las evaluaciones de impacto a menudo se opone a la medición de los impactos que se desarrollan en un período de tiempo más largo. Por lo tanto, hay un margen considerable para nuevas investigaciones sobre "vías de impacto", y en las diversas condiciones que pueden influir en los impactos del programa, como modalidad de ejecución, el sexo del beneficiario, y el acceso a la disponibilidad de, y calidad de los servicios
. Llevar a cabo el análisis de género a fondo para
i) entender las relaciones de poder que dan forma a las estructuras sociales en las que hombres y mujeres viven y trabajan,
ii) entender de las mujeres y roles de los hombres en diferentes contextos, sus respectivos riesgos y vulnerabilidades, así como su acceso diferencial y control sobre los diversos tipos de capital,
iii) entender las posibles vías de impacto del proyecto, distinguiendo entre los impactos a corto plazo y largo plazo;
iv) examinar las limitaciones no relacionadas con programas culturales, para lograr el empoderamiento de las mujeres, los resultados nutricionales mejorados, o ambos
 v) informar el diseño, ejecución, seguimiento, evaluación y comunicación de los programas relacionados con la salud, la nutrición, la agricultura, las microfinanzas y la protección social.
2. Ampliar la investigación sobre el impacto de las transferencias en efectivo sobre el empoderamiento de las mujeres y la nutrición a África al Sur del Sahara y Asia; ampliar la investigación sobre las microfinanzas y servicios financieros más allá de Bangladesh a otros contextos asiáticos, así como otros países en desarrollo no asiáticos
3. Llevar a cabo investigaciones adicionales sobre lo que está impulsando los impactos del programa por ejemplo, lo importante es la condicionalidad? ¿Qué tan importante es el sexo del beneficiario? ¿Qué tan importante es la calidad de la prestación de servicios? ¿Qué tan importante es la modalidad de implementación?
4. Llevar a cabo nuevas investigaciones sobre el impacto de las intervenciones agrícolas en los resultados nutricionales (antropometría y el estado de micronutrientes) y examinar vías de impacto
5. Llevar a cabo más investigación, no sólo en las microfinanzas, sino también una gama de servicios financieros tales como ahorros y micro de la salud de seguro que permita a las mujeres y hombres pobres para ahorrar, acumular activos, y gestionar mejor el riesgo.
6. Fortalecer la capacidad investigadora para llevar a cabo los análisis de género y recopilar y analizar datos desglosados ​​por sexo

FUENTE
http://www.transformnutrition.org/wp-content/uploads/sites/3/2014/04/TN_ResearchBrief2_Web1.pdf

 Traduccion google. 

martes, 8 de diciembre de 2015

OFRECIENDO APOYO ENTRE MUJERES

LACTANCIA MATERNA: OFRECIENDO APOYO ENTRE MUJERES

OFRECIENDO APOYO TECNICO Y EMOCIONAL


Escena 1:

 Dos amigas, una embarazada y una con un bebe de dos meses, se encuentran en el mercado y conversan:

Madre: Hola, ¿ Cómo te sientes?
Mujer embarazada: Un poco cansada, pero bien.
Madre: Qué bueno! Estaba pensando si, ¿ has tomado en consideración amamantar?. Yo estoy dando el pecho a mi bebé y estoy realmente disfrutando esta experiencia.
Mujer embarazada: Si, lo he pensado pero casi nadie de mi familia parece tener leche, entonces tengo miedo de que yo tampoco.
Madre: Es genial que hayas pensado en amamantar y puedo darme cuenta que estas preocupada. Tengo una idea. Yo voy a una organización de madres que se reúnen para hablar de esas preocupaciones y que comparten sus experiencias sobre amamantamiento. ¿ Te gustaría venir conmigo? Esta noche podemos ir juntas!

Madre embarazada: Bueno.... podría ser interesante. Si,... puedo ir. Gracias por invitarme.

APOYO ENTRE MUJERES

Desde el comienzo de la vida, las mujeres se han ayudado y apoyado mutuamente, de muchas maneras diferente. Los sistemas de apoyo informal entre mujeres han existido desde hace siglos. En las estructuras familiares, en los lugares de trabajo, en los centros vecinales, en los pueblos rurales, en las facilidades religiosas.... literalmente en todos lados, los sistemas de apoyo son parte de la vida de las mujeres en todo el mundo.
En la mayoría de los sistemas de apoyo, las mujeres intercambian información, consejos y experiencia sobre muchos temas diferentes. Generalmente, las mujeres constituyen grupos de apoyo particulares, tienen intereses en  común y muchas veces, una o mas mujeres, tienen mayor experiencia e información que otras. Por esto es tan importante compartir.

" La cosa mas importante que aprendí ( en las reuniones de los grupos de apoyo entre madres) fue a cuidar y prestar atención a mis hijos e hijas, a tenerles paciencia y darles mucho amor" ( madre de San Pedro Sula ).
" Yo  lo que aprendí fue a escucharme a mi misma...." (( madre de San José)

Apoyo para las mujeres que amamantan

En muchas sociedades, los sistemas de apoyo tradicionales e informales, realizan un refuerzo positivo hacia el amamantamiento, ofrecen información como una base sólida para practicar una óptima lactancia materna y hacer de esta experiencia algo agradable. Estos sistemas de apoyo DEBEN PROTEGERSE Y PRESERVARSE.
Sin embargo, en muchas sociedades del mundo actual, estos sistemas ya no se dan espontáneamente. Las mujeres NO están recibiendo la información actualizada ni el apoyo cotidiano que les permita hacer de la lactancia una experiencia que sea reconocida y apoyada socialmente.  Los canales de información muchas veces se han trabado con DESINFORMACION que afecta las prácticas óptimas de lactancia materna.

En muchas sociedades, las mujeres se han reunido y han constituido grupos de apoyo madre a madre para fomentar la lactancia materna y contrarrestar las actitudes negativas existentes socialmente.

Esto se ha convertido en algo necesario porque:

La propaganda y comercialización de las formulas infantiles ( y sucedáneos) ejerce una INFLUENCIA NEGATIVA hacia la lactancia materna y hacia las practicas relacionadas con ésta.
Se han instaurado CULTURAS DE BIBERÓN en lugar de cultura de amamantamiento.

En muchas sociedades, las mujeres tienen la alternativa de alimentar l@s  bebés al pecho o de ofrecerles alimentos artificiales"

La alimentación artificial, extendida mundialmente, a través de la PROPAGANDA y COMERCIALIZACIÓN de fórmulas lácteas, ha contribuido a que muchas mujeres fracasen en la lactancia debido a factores psicológicos.  Las madres ESTÁN PERDIENDO LA CONFIANZA en su habilidad de producir la mejor y suficiente leche para sus bebes.

Muchas madres que se han integrado a la fuerza LABORAL del mercado formal, NO CONOCEN que en su países existen leyes que protegen el derecho a continuar amamantando y no han recibido apoyo para que puedan seguir amamantando y trabajando fuera del hogar.

Los sistemas de atención de salud, muchas veces tienen personal  QUE NO ESTA CALIFICADO ni CONOCE sobre la LACTANCIA MATERNA. Tienen poca experiencia en ACONSEJAR a las madres y en AYUDARLAS A CONSOLIDAR SUS HABILIDADES.

Con la migración de las zonas rurales a las urbanas o de muchos países a otros, o debido a situaciones de guerra y de emergencias, se han producido cambios en la estructura del núcleo familiar, perdiéndose  así los sistemas de apoyo existentes.

" Casi había dejado de amamantar cuando llamé a mi amiga Pati. Su guía y comprensión fueron un tesoro; mantuve mi relación de amamantamiento con mi hija" Robin Ford, mujer USA

Apoyo cotidiano a la lactancia materna

Los grupos de apoyo madre a madre trabajan para llenar las necesidades de las mujeres que necesitan apoyo COTIDIANO mientras amamantan. Después del entusiasmo inicial y de la preocupación que implica tener un(a) bebé , la realidad cotidiana impone:

" .... las madres se preocupan cuando sus bebés lloran y creen que esto significa que no tienen suficiente leche;
... alguien dijo que los bebés de dos meses duermen todo el día y mi bebé se despierta dos y tres veces para ser amamantado;
.... mi marido se queja que gasto mucho tiempo amamantando al bebé;
... ella cree que su dieta no es suficiente para producir buena leche;
.... un trabajador de la salud me dijo que las madres con pezones invertidos no pueden amamantar;
... mi suegra me dice que todo bebé necesita consumir agua;
... voy a volver al trabajo y voy a tener que dejar de amamantar".

Los grupos de apoyo madre a madre ofrecen apoyo inmediato y sostenido fuera de la estructura normal de salud, donde viven las mujeres. Esto ofrece una adecuada y actualizada  información basada en lo cotidiano y respondiendo a la experiencia de las madres que amamantan.

Escena 2:

Dos madres con un bebes se sientan juntas en una banca de un centro comunitario de salud, esperando el turno para ver al doctor.
Madre 1: Que linda bebé!
Madre 2:  Va a cumplir dos meses la próxima semana. ¿ Que edad tiene la tuya? ¿ Es una nia, verdad?
Madre 1: es una niña. Ayer cumplió dos meses. Ha estado muy enferma. Esta es la tercera vez que la traigo con diarrea.
Madre 2: Que malo.  Ud. la esta amamantando?
Madre 1: Le doy de mamar como tres veces por día, el resto le doy biberón con fórmula.
Madre 2: Yo estoy amamantando a mi bebé y solamente le doy leche materna.
Madre 1: ¿ Como que solo la amamanta? ¿ No necesita tomar agua y otra leche?
Madre 2:  Mi vecina fue entrenada como consejera sobre lactancia materna y me dijo que lo unico que necesitan los bebés es la leche materna. No necesitan ni siquiera agua y de hecho,  esto me ha funcionando muy bien. ! Mírela que bien que esta!
Madre 1: Creo que yo debería amamantarla más a menudo!
Madre 2: Yo estoy segura que eso le va a servir porque entre mas mame la bebé, mas leche va a tener usted. Si quiere, le pido a mi vecina que la visite. Esto me ayudo muchísimo a mi.
¿Como promover grupos de apoyo madre a madre?

Si usted es parte de un grupo de apoyo madre a madre: continúe haciendo lo mismo, aconsejándose mutuamente,  llevando a las madres con los grupos de apoyo, distribuyendo material informativo sobre la lactancia materna en su comunidad, dando charlas cuando se solicitan, participando en programas de radio y televisión, trabajando con los y las profesionales de salud, planificando y dirigiendo talleres y seminarios, produciendo boletines...
Realice monitoreos de las practicas de publicidad y comercialización de las formulas infantiles y responda con cartas, declaraciones y testimonios a aquellos que minan la confianza de las madres en su propia habilidad para amamantar, o que violan el Código Internacional y leyes de su país.

Apoye activamente la Iniciativa Hospitales Amigables de la Niñez, tratando de que los hospitales locales cumplan los " 10 Pasos para Una Lactancia Exitosa" y distribuyendo los cuestionarios e información a las madres que Ud conoce.
Trabaje en redes con organizaciones, instituciones y clubes en su comunidad, especialmente con quienes no están involucrados en la promoción y apoyo a la lactancia materna.
Durante una semana, haga una lista de las principales preocupaciones sobre la lactancia materna de las madres que usted contacta o de quienes la buscan  para información y preséntela a su grupo para aprender a buscar soluciones en conjunto.
Durante una semana, documente el numero de madres a las que usted les ha ofrecido información y apoyo. Incluya a las madres de los grupos, charlas, de las vistas de hospital, en cualquier forma que sea. Esto va a demostrar el impacto y el alcance del apoyo madre a madre.

" Me gusta ser consejera sobre lactancia materna porque me permite ofrecerle un mensaje a otras madres. Yo aprendo muchísimas cosas que antes no sabía; sobre el calostro, como evitar las infecciones y la contaminación, y sobre cómo ahorra la lactancia materna. Ahora quiero compartir estas lecciones con otras para que continúen amamantando", ( consejera, ciudad de Guatemala)

Si usted es una persona tratando de constituir un grupo de apoyo madre a madre: si hay un grupo de apoyo en su comunidad.
Si está embarazada o amamantando, piense en unirse a un grupo de apoyo. Sobretodo si está embarazada esto puede ayudarle a irse preparando para la lactancia materna.
Contribuya financieramente con los grupos de apoyo madre a madre o de trabajo voluntario. Apoye a sus amigos, esposa, parientes, vecinos, compañeras de trabajo en su decisión de amamantar. Hágales saber que usted considera que han hecho una muy buena decisión. Cuando sea posible, involucre a los hombres en medidas de apoyo concretas. Esta es la mejor escuela para convencer a los demás.
Cuando vea una madre amamantando, felicitela a ella y su bebé, y refuércele que esto es muy apropiado en nuestra cultura.
Haga todo lo que crea posible para apoyar a una mujer que amamanta, en el hogar, lugares de trabajo, hospitales y en la comunidad.

Escena 3:


Dos madres estan juntas en el parque mientras los niños juegan.
Madre 1: Se llevan bien jugando, no es asi?  No pelean!
Madre 2: Si, generalmente a esta edad, un poquito mas de un año, no les interesa compartir. Dime, estás amamantando a tu niño?
Madre 1: Si, nos encanta la relación especial y de cercanía. Además, yo noto que le da mucha seguridad cuando está molesto o especialmente cansado.
Madre 2: No se cuánto tiempo deba amamantar a mi hijo. Mucha gente me dice que la leche materna ya no es nutritiva después de un año y que lo estoy malacostrumbando. ¿ Será verdad?
Madre 1: Esto le preocupa a muchas madres. Muchas veces la sociedad no aprecia el amamantamiento después de un año. Sin embargo, los estudios muestran que los niños y niñas de más de un año se benefician de la leche materna tanto nutricional como emocionalmente.

Madre 2:  Yo he tratado de destetarlo pero él quiere seguir con el pecho. Tal vez, lo que debo hacer es relajarme y dejarme guiar por el instinto. Realmente no quiero destetarlo.
Madre 1: Esta es una excelente idea. Muchas madres se han dado cuenta de que el destete lento es más fácil, tanto para la madre como para sus bebés.
Madre 2: Gracias!!! Me siento mucho mejor !! Y míralos, como todavía están jugando juntos!!!.





  El documento original fue preparado por Rebecca Magalhaes con el apoyo técnico de la Liga de la Leche para una serie que produce ABA para apoyar a los grupos en sus actividades de protección, promoción y apoyo a la lactancia materna, y en particular, para la semana mundial de la lactancia materna que se realiza cada año el 1 al  de agosto.



Documento traducido y adaptado al español por CEFEMINA para el Proyecto Regional de IBFAN América Latina y del Caribe, con el apoyo de GIFA.  Esta publicación recibió apoyo financiero externo. Esto no compromete a los patrocinadores con los contenidos expresados que son responsabilidad de los autores y autoras. Sus artículos pueden ser reproducidos o traducidos sin previa autorización siempre y cuando se cite la fuente.







LACTANCIA Y LA IGUALDAD

LACTANCIA MATERNA:
Un asunto feminista.

La lactancia materna es un tema importante de las mujeres, de los derechos humanos y es un asunto feminista porque la lactancia materna le da poder a las mujeres y contribuye a la igualdad de géneros.

A la gran mayoría de mujeres, la sociedad les niega el ejercicio de sus derechos.  Las madres que desean amamantar a sus bebés pero que no lo hacen, por que no tienen adecuado apoyo de la familia y de los sistemas de salud o tienen obstáculos en los lugares de trabajo o reciben desinformación por parte de la industria de alimentos infantiles, están siendo atacadas en sus derechos.

Los grupos e individuos interesados en luchar por los derechos de las mujeres y por los derechos humanos, deben actuar para cambiar esta situación y para reconocer la lactancia materna como un derecho de las mujeres.

Las mujeres se empoderan cuando se reconoce el valor, tanto de su trabajo productivo como reproductivo. 

Las mujeres nunca deben ser forzadas a escoger entre su trabajo de madre y otros trabajos. Las condiciones que apoyan la lactancia materna exclusiva son condiciones que reducen la subordinación de género ya que contradicen las imágenes negativas sobre la mujer y enfatizan el valor del trabajo reproductivo de las mujeres.


¿Por qué los grupos de mujeres deben aportar tiempo y recursos a las campañas y programas de lactancia materna?

1.      la lactancia materna necesita cambios en la sociedad que mejoran la posición y condición de las mujeres. 
Apoyar la lactancia implica un cambio cultural y de valores, donde la familia y la sociedad asuman sus responsabilidades.  

2.     la lactancia materna aumenta la auto-estima de las mujeres al incrementar su confianza en la habilidad que sólo ellas tienen para llenar las necesidades de sus hijos e hijas.

3.      la lactancia materna requiere que las mujeres tengan confianza en sí mismas y suficiente auto-estima para proteger -en algunos  contextos, para exigir- sus derechos, incluyendo su derecho a amamantar.  Las mujeres, con una auto-imagen positiva están menos dispuestas a creer que "no tienen suficiente leche o que su ésta es de mala calidad" y confían en que su leche es insustituible.

La lactancia materna centra la atención en la necesidad de asegurar la igualdad en la distribución de los alimentos y otros recursos del hogar.  Las mujeres que amamantan requieren de nutrientes en mayores porcentajes que los hombres adultos, por lo tanto, debe dársele prioridad a las mujeres que amamantan en la distribución de los alimentos.  En algunas sociedades, las mujeres no reciben suficiente alimentación para garantizar su propia salud  y la de sus hijos e hijas.  El ejercicio del derecho a amamantar exige que esta situación cambie.

4.     la lactancia materna confirma el poder de las mujeres para controlar su propio cuerpo y reta al modelo predominante machista y a los intereses comerciales que promueven el biberón.
La lactancia materna exitosa reduce la dependencia de las mujeres en la profesión médica y en la medicalización de la alimentación infantil.  La sabiduría que tienen las madres y las parteras sobre el cuidado infantil y su alimentación, aumentan el valor cultural y la importancia de éstas.

Cuando la lactancia materna se valora ampliamente,  los costos sociales y sicológicos  de amamantar son considerados con cuidado.   Los cuerpos de las mujeres son finitos, y no pueden agotarse sin causar sufrimiento y pérdida de sus capacidades productivas y reproductivas.  La lactancia materna implica que las madres necesitan el acceso a la alimentación adecuada, a los sistemas de atención en salud y ambientes que las apoyen realmente.

5.      la lactancia materna reta el modelo común de las mujeres como consumidoras.
Como compradoras de fórmulas infantiles y biberones, las mujeres no le dan valor a sus propias capacidades y buscan soluciones comerciales, fuera de sí mismas, para la alimentación infantil.  Los grandes esfuerzos que realizan los productores de fórmulas infantiles, para expandir sus mercados, hacen que sus campañas se dirijan a las mujeres como consumidoras.

La decisión de amamantar, es una decisión de no gastar dinero en los sucedáneos de la leche materna y es expresión de un patrón de consumo diferente, que se opone a que las mujeres se apoyen en los alimentos costosos, producidos industrialmente.  Por el contrario, amamantar es un acto natural y gratuito. 


6.     la lactancia materna enfrenta al punto de vista de que los senos son principalmente objetos sexuales.
¿Cómo es esto, de que el pecho está definido principalmente como un objeto sexual para el placer masculino y no como una fuente de satisfacción para las madres y para hijos(as)?

La industria del sexo y de la belleza han logrado promocionar la imagen de que las mujeres no deben amamantar en público.  Las mujeres son tratadas como objetos sexuales cuando se promueve la utilización de los biberones y la represión y miedo a exponer los pechos en público, o cuándo se impulsa a las mujeres a usar el biberón bajo el mito de que sus pechos se puedan desfigurar.


Los miedos de las mujeres se confirman cuando en Norte América  son arrestadas o se les pide que dejen los lugares públicos por estar amamantando abiertamente.  
Gracias a los esfuerzos de miles de mujeres activistas, ahora las madres que amamantan defienden sus cuerpos como suyos y se rehusan a ser tratadas como objetos sexuales.  Por doquier, cada vez encontramos más mujeres, orgullosamente amamantando en público.



la lactancia materna requiere de una nueva definición 

7.      del trabajo de las mujeres; una que esté más realísticamente integrada a las actividades productivas de las mujeres. 
En la división sexual del trabajo, el cuidado infantil generalmente recae exclusivamente sobre los hombros de las mujeres.  Son las mujeres quienes tienen la capacidad de proveer alimento a sus infantes, asegurándoles su auto-confianza y la supervivencia infantil durante los primeros meses de vida. 

Las madres dan a luz y producen  leche.  Si el trabajo de amamantar se valora como un trabajo productivo y no como una "tarea" de las mujeres, entonces deben crearse mejores condiciones para lograr una integración exitosa con las otras actividades que realizan las mujeres.

Esto implicará cambios en la legislación para ofrecer, a las madres que además trabajan fuera del hogar, permisos por maternidad y para que amamanten, guarderías infantiles y otras estrategias que necesitan las mujeres que realizan doble o triple jornada laboral.  Una definición de trabajo, centrado en la mujer, debe considerarse y debe tomar en cuenta la importancia  social de la lactancia materna.

la lactancia materna fomenta la solidaridad y cooperación entre las mujeres; en el hogar, en la comunidad, en los niveles nacionales e internacionales 7.      En los hogares, muy a menudo las mujeres trabajan juntas para compartir el cuidado infantil y otras responsabilidades.   Otros miembros de la familia pueden jugar un papel muy importante en apoyar a las madres ofreciendo consejos sobre lactancia materna y apoyándolas con las tareas del hogar, asegurándoles descanso y una adecuada nutrición. 

Internacionalmente, las mujeres como personas individuales y como miembras de las organizaciones de consumidores y de salud, han hecho cabildeo frente a los gobiernos para defender la lactancia materna y para proteger sus decisiones de los intereses comerciales que anteponen las ganancias al bienestar materno infantil.  Estas campañas, en contra de la promoción de las fórmulas infantiles y biberones, han movilizado a las mujeres en todo el mundo y han logrado unir a distintos sectores populares para re-descubrir, que las mujeres en los países en desarrollo y en vías de desarrollo, enfrentan problemas muy similares.

Las coaliciones, entre las mujeres de los países desarrollados y en desarrollo, sobre temas como la lactancia materna, son oportunidades para empoderar a las mujeres y para identificar los problemas comunes que limitan el poder de las mujeres y el ejercicio de los derechos involucrados en la crianza de sus hijos e hijas. 

Los hombres juegan un importante papel en ayudar a cambiar estas condiciones y en cambiar sus propias actitudes hacia la lactancia materna y al trabajo que realizan las mujeres.  Está claro que solo las mujeres pueden amamantar, pero está más claro aún, que los hombres y parejas pueden ser igualmente responsables del cuidado infantil y de las tareas del hogar.


PALABRAS Y ACCIONES

El significado del término feminista implica el preguntarse a continuación, ¿qué pueden hacer los grupos de mujeres?
·         Realizar campañas para que se apoyen las políticas que ayudan a las madres que amamantan.
·         Unirse al cabildeo frente a las comisiones nacionales de mujeres y sobre la condición de la mujer, para que incluyan la protección de la lactancia materna en sus planes de acción.
·         Realizar boicots contra las empresas que propagandizan los pechos de la mujer como herramientas de publicidad y de consumo.
·         Defender el derecho que tienen las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.
·         Defender el derecho de todas las mujeres, a tomar decisiones informadas y libres de presión, sobre alimentación infantil.
·         Apoyar la restauración de culturas de amamantamiento y de los sistemas de apoyo a las mujeres embarazadas y lactantes.
·         Fomentar ambientes de apoyo a las mujeres lactantes en el hogar, familia, comunidad, lugares de trabajo, sistemas de salud y sociedad en general.
·         Asegurarse de las bebés mujeres sean amamantadas y  reciban alimentos complemen-tarios adecuados, en igualdad de oportunidades que los bebés varones.
·         Promover que artistas pinten, fotografíen,  escriban poemas y obras de teatro, etc.,  celebrando el poder de la maternidad y de la lactancia materna y realzando la belleza de los pechos.
·         Atraer a las madres que amamantan a las reuniones de mujeres y seminarios y hacia los centros de cuidado infantil.
·         Instar el que las mujeres claves del sector publico apoyen la Semana Mundial de Lactancia Materna e incluyan los mensajes pro-lactancia materna en sus discursos.




¿Cómo la lactancia materna encaja entre otros asuntos de las mujeres?

DERECHOS HUMANOS
Centrando la atención en apoyar a las mujeres para que amamanten, nos dirigimos al derecho de las mujeres a mejorar su condición social y económica ya que esto es necesario para una lactancia materna exitosa.  Cualquier violación de los derechos de las mujeres a amamantar es una violación de los derechos de las mujeres.


SALUD REPRODUCTIVA
La lactancia es parte integrante del ciclo de reproducción femenina.  El derecho al acceso a los sistemas de salud y la calidad de los servicios implica necesariamente la creación de sistemas reales de apoyo y protección a lactancia materna y que los sistemas de atención estén libres de presiones comerciales.

Prepararse a la lactancia durante el embarazo y amamantar, son pasos en la recuperación del propio cuerpo y del derecho a decidir sobre el mismo.  Además, amamantar ayuda al  espacimiento entre embarazos y reduce los riesgos de cáncer de ovario y de pecho.

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES
Las mujeres embarazadas y que amamantan son particularmente vulnerables y sujetas de abuso.
Los obstáculos a la lactancia materna, como las prácticas hospitalarias inapropiadas y la promoción de las fórmulas infantiles, son algunos ejemplos de la violencia que se ejerce contra las mujeres.  El no recibir el apoyo adecuado no es generalmente algo pasivo.  Casi siempre es una forma activa de desprecio y agresión contra las mujeres, tanto a nivel del hogar como de los sistemas de salud y sociedad. 

Los grupos de apoyo entre mujeres para combatir la agresión doméstica intra-familiar y social son espacios importantes,  también para muchas mujeres embarazadas o lactantes.  Las campañas de prevención de la violencia contra las mujeres pueden ser una vía muy útil para educar sobre las necesidades particulares de las mujeres embarazadas y lactantes.


LA HERMANDAD ES PODEROSA
Los grupos de apoyo madre a madre y en general, los grupos de apoyo entre mujeres son una escuela para la vida y un regalo importantísimo que unas mujeres pueden darse unas a otras.


LA EDUCACION ADECUADA
Las mujeres con mayores niveles de educación son más propensas a amamantar.  La educación empodera a las mujeres y las estimula a hacer preguntas y a retar a los sistemas de salud, y a exigir ambientes que apoyen la lactancia materna. 

También algunas tradiciones culturales que apoyan la lactancia son escuelas de vida que ofrecen importantes lecciones a seguir.

MUJER Y TRABAJO
Conforme las mujeres ingresan al mercado laboral formal y construyen su propio espacio, aumentan su poder y están demandando facilidades para el cuidado infantil y oportunidades para trabajar fuera del hogar y continuar amamantando.

Esto reta a las estructuras laborales centradas en la fuerza laboral, hasta ahora predominantemente masculina.  Implica el re-planteamiento de la organización laboral para abrirse a las necesidades de sus nuevas integrantes.  Porque, amamantar no tiene nada que ver con políticas conservadoras y tradicionalistas, mucho menos con la imagen de la madre sentada en casa dando el pecho y amarrada a la cuna y a los pañales del bebé. 

La realidad actual, es la de millones de mujeres que trabajan dentro y fuera del hogar.  Y amamantar sigue siendo un derecho de todas.  Por esto, la lactancia materna reta a los modelos de organización actual y es una herramienta importante para lograr la igualdad de oportunidades para todas las mujeres.

Es importante:
·         exigir que las autoridades políticas se pongan a disposición de los grupos de mujeres para redactar legislaciones sobre amamantamiento y para que realmente tengan la defensa de los derechos de las mujeres como punto de partida;
lograr mecanismos para la igualdad de oportunidades formal pero también para la igualdad real
Es vital que se legisle sobre derechos básicos como los permi-sos pagados de maternidad y de lactancia por al menos 6 meses, intervalos en los horarios de trabajo para amamantar, tiempos y espacios para exprimirse la leche en los lugares de trabajo, creación de centros de cuido infantil, etc. Y también, sobre jornadas de trabajo y horarios flexibles, opciones de trabajar por resultados y sobre otras posibilidades que se adapten al doble papel que tienen casi todas las mujeres hoy en día: trabajadoras del hogar y trabajadoras asalariadas. También es importante comenzar a reconocer que muchas tareas sociales, como la construcción de viviendas populares, de asentamientos humanos, infraestructura comunal, educación no formal, están recayendo cada vez más en la organización comunal y dentro de ésta, en las mujeres.  Hablamos ahora de triple jornada laboral.

Necesitamos un cambio de actitudes  que fomente el desarrollo de estrategias para que las políticas se definan en marcos que no predeterminen la vida de las mujeres, haciéndoselas más difícil aún. 

Necesitamos definir acciones  para contrarrestar los efectos negativos de algunos empleadores que amenazan a las mujeres con despidos si ejercen sus derechos de maternidad y de amamantamiento. También, las campañas pro lactancia materna deben tomar en cuenta y defender realmente los derechos, tanto de sus niños y niñas, como de las madres y mujeres.  Ninguno puede darse a costa del otro.  Ambos van de la mano.  Juntos, para alimentarse mutuamente.

Las mujeres organizadas son la punta de lanza de un movimiento social y popular que involucra también a cada vez más hombres; todos y todas por una sociedad que abra puertas a la esperanza y que permita relaciones de respeto y armonía entre los seres humanos y con la naturaleza.

 El documento original fue preparado por Penny van Esterik  para una serie que produce WABA para apoyar a los grupos en sus actividades de  protección, promoción y apoyo a la lactancia materna y en particular, para la semana mundial de lactancia materna que se realiza cada  año, del 1 al 7 de agosto.
Documento traducido y adaptado al español por CEFEMINA para el Proyecto Regional de IBFAN América Latina y del Caribe, con el apoyo de GIFA.  Esta publicación recibió apoyo financiero externo. Esto no compromete a los patrocinadores con los contenidos expresados que son responsabilidad de los autores y autoras. Sus artículos pueden ser reproducidos o traducidos sin previa autorización siempre y cuando se cite la fuente.


 



miércoles, 28 de octubre de 2015

PROTECCION DE LA MATERNIDAD

Declaración de IBFAN sobre la Protección de la Maternidad en el Trabajo 


Desde una perspectiva de derechos humanos, la protección de la maternidad es una combinación de los derechos de las mujeres trabajadoras – sus derechos y deberes; de las obligaciones del Estado, definidas como tales por la legislación nacional y puestas en práctica concretamente cada día; y de las responsabilidades de empleadores de respetar y cumplir los derechos de las trabajadoras mediante el cumplimiento de la legislación nacional. IBFAN apoya esta perspectiva sobre la protección de de la maternidad en el trabajo, como un tema de derechos de las mujeres estipulados en documentos internacionales como el Convenio de la OIT sobre Protección de la Maternidad (N º 183, 2000), la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención sobre los Derechos del Niño y la Niña (CRC), adaptada también a nivel nacional con una legislación fuerte de protección.
Durante todo el período de la maternidad, las trabajadoras tienen necesidades específicas que corresponden a derechos específicos, que les dan derecho a una serie de medidas de protección respectivas: a condiciones que garanticen un embarazo saludable y sin riesgos, a prácticas de parto saludables y seguras, a un período razonable de licencia por maternidad, a ingresos económicos regulares, a la garantía de la reincorporación a su puesto de trabajo después de la licencia, a una buena consejería para la iniciación y continuación de la lactancia materna y a la posibilidad de seguir las recomendaciones de la AMS sobre prácticas óptimas de alimentación y tiempos de trabajo flexibles.

¿QUÉ SE ENTIENDE POR "PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD"?

 La protección de la maternidad en el trabajo implica tomar medidas para favorecer tanto la igualdad como la equidad de género, la no discriminación, y condiciones de trabajo decentes. Para IBFAN, esto significa defender el derecho de las mujeres al trabajo, así como su derecho a elegir su trabajo y conservarlo. También significa que las mujeres tienen el derecho de trabajar dignamente, y de beneficiarse de las condiciones de trabajo decentes sin discriminación ni prácticas discriminatorias en función del rol reproductivo de las mujeres.
Significa abogar por salarios justos que satisfagan las necesidades básicas de las trabajadoras, así como las de su familia - incluso cuando no están temporalmente laborando, ya que están al cuido de sus hijos. También significa que las madres y sus bebés tienen derecho a la seguridad en el trabajo, a un entorno saludable, especialmente al derecho a amamantar, a contar con periodos de descanso para lactar y a salas de lactancia. La protección de la maternidad también significa permitir que las nuevas madres tomen una licencia de maternidad remunerada que comprenda un período adecuado para velar por su propia salud y descanso, así como para los cuidados iniciales de su hijo/a - con tiempo suficiente para crear un vínculo con su hijo/a, establecer una rutina adecuada de lactancia y seguir las recomendaciones de la AMS para una lactancia materna exclusiva.

 ¿QUIÉN SE BENEFICIA DE LA PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD? 

Todos/as se benefician de las medidas de protección de la maternidad. La madre y su bebé estarán más sanos, más felices, más descansados/as, con menos estrés y más centrado/as en sí mismos. Toda la familia puede asumir la llegada del/la recién nacido/a de una manera más relajada, con una aceptación más plena y un aprendizaje que les permite asumir nuevos roles. Los/as empleadores/as también tendrán varias ventajas: su aporte financiero se compensa con una fuerza de trabajo satisfecha, una mayor producción, menor rotación, menos absentismo y una mayor lealtad. En cuanto al Estado, el valor agregado se relaciona con menos costos en salud, una disminución en la tasa de morbilidad y mortalidad, una población más saludable, más bienestar social y económico y una actitud más igualitaria hacia las relaciones de género. Al proteger a sus trabajadoras con el cumplimiento de sus derechos de maternidad, el Estado contribuye al desarrollo de su propia riqueza y el bienestar de toda la ciudadanía.

¿POR QUÉ SE DEBE PROTEGER A LAS MUJERES QUE TRABAJAN DURANTE LA MATERNIDAD? 

Las mujeres cumplen un doble rol en la sociedad, el de la reproducción de la sociedad (la maternidad) y el de producir para la sociedad (trabajo). Sin embargo, a menudo las mujeres son presionadas para elegir entre estas dos opciones como si fuesen opuestas e igualmente exigentes, lo cual con mucha frecuencia, las llevan al cansancio, a tener problemas de salud, a estresarse y a tener otros efectos negativos y peligrosos para sí mismas y para sus hijos/as. Por estas razones sea hace necesario proteger sus derechos. El rol reproductivo de las mujeres incluye el embarazo, el parto, el cuidado y la crianza de su recién nacido/a, incluida la lactancia, por períodos que pueden ser de varios meses o varios años. Durante gran parte de este período, las mujeres están con necesidades articulares y especiales, muchas veces vulnerables, y por lo general necesitan una atención especial mediante el control médico y cuidados, alimentos y nutrientes adecuados, con períodos de descanso y armonía en sus vidas cotidianas. Además, las mujeres han siempre proveído y cuidado al grupo al que pertenecen - cocinan, cultivan los alimentos, elaboran prendas, y más recientemente, trabajan de forma remunerada. Hoy en día y en todo el mundo es común que las mujeres tengan dos trabajos, el doméstico no remunerado que generalmente no es reconocido socialmente como tal, y el concebido como "verdadero" trabajo remunerado, que a menudo realiza fuera del hogar. Durante el siglo 20, se evidenció, a nivel mundial, la doble jornada que las mujeres realizan. Hoy en día, el número de mujeres que trabajan por un salario fuera de sus casas es más alto que nunca. A nivel mundial, la fuerza laboral se compone de mujeres cuyos hijos/as están más pequeños que en décadas anteriores. Para cumplir con sus dos roles con relativa facilidad, las mujeres necesitan y tienen derecho a la protección de la maternidad.

¿QUÉ INSTRUMENTOS FAVORECEN LA PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD?

En una sociedad que se basa en los derechos, la aplicación de medidas de protección de la maternidad es responsabilidad del Estado. En otras palabras, la colectividad asegura que las medidas de protección de la maternidad se asuman y promulgan, y que las mujeres se benefician debidamente de ellas. Las medidas legislativas son los más utilizadas comúnmente. Desde 1880, la gran mayoría de los Estados del mundo han optado por proteger la maternidad, y hoy en día prácticamente todos los países del mundo han promulgado leyes para proteger al menos algunas categorías de sus trabajadoras. Sólo unos pocos países dejan la protección de la maternidad en manos individuales. Por lo tanto, la legislación nacional es el primer medio básico de protección de las trabajadoras y sus familias. Por esta razón, es necesario que conozcamos nuestras leyes y participemos en su fortalecimiento. Al mismo tiempo, varios instrumentos internacionales reconocen la necesidad de ayudar a las madres y padres de familia con su maternidad y crianza de sus hijos/as. Estos instrumentos a menudo son los modelos para la mejora de las leyes nacionales. En 1919, la OIT adoptó su primera Convención sobre Protección de la Maternidad (C3, 1919) y desde entonces ha adoptado dos más sobre el mismo tema (C103, 1952; C183, 2000): cada una otorga más derechos que las anteriores convenciones. Los países que han ratificado la Convención de la OIT tienen la obligación de adaptar y aplicar su legislación nacional para cumplir con las normas de la OIT. Entre los instrumentos de derechos humanos, la CEDAW en 1979, adoptó una serie de medidas con el propósito de proteger a las mujeres trabajadoras (específicamente Art.11.1.f y 11.2.ad). Y en 1989, la CRC estipuló el derecho de los niños y niñas a alimentos nutritivos (Art.24.2.c), el derecho de las madres al cuidado pre y post natal-(Art.24.2.d), y el derecho de las madres y padres a recibir ayuda con sus responsabilidades y laborales familiares (Art.18.2). La mayoría de los países del mundo han ratificado estas Convenciones y están obligados a cumplir con ellos. Otros documentos, que se centran más específicamente en la lactancia materna, también abogan por la protección de la maternidad en el trabajo. En 1990, la primera Declaración de Innocenti presentó - y, en 2005, la segunda Declaración de Innocenti confirmó - cuatro objetivos operacionales para promover, proteger y apoyar la lactancia materna. En ellos, se insta a los Estados a fomentar leyes innovadoras para la protección de la maternidad en el trabajo. En el año 2002, la Estrategia Mundial para la Alimentación
del Lactante y del Niño Pequeño de la OMS, recalcó en varios párrafos la importancia de una legislación estricta de protección de la maternidad para las mujeres que trabajan, que les permita combinar sus responsabilidades laborales y familiares. En cuanto a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, elaborados en el año 2000 y que deben alcanzarse para el año 2015, el Objetivo 1 (erradicar la pobreza extrema), el Objetivo 3 (promover la igualdad de género), el Objetivo 4 (reducir la mortalidad infantil) y el Objetivo 5 (mejorar la salud materna), todos ellos se refieren a la protección de la maternidad.

LOS ELEMENTOS BÁSICOS QUE DEFINEN LA PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD – ¿CUÁL ES LA POSICIÓN DE IBFAN? 

Qué medidas adoptan estos documentos que se consideran como innovadores y progresistas?
¿Qué disposiciones deben contener y poner en práctica las legislaciones y regulaciones nacionales, los convenios colectivos y las políticas laborales?
¿Cuáles elementos específicos de protección de la maternidad defiende IBFAN?

La lista es larga. Apoyamos la legislación y otras medidas que incluyen todos estos aspectos a continuación:
• La Protección de la maternidad debe comprender a todas las trabajadoras, ya sea en del sector formal o informal de la economía. Sin embargo, en el mundo, la mayoría de las trabajadoras no están incluidas en la legislación de protección de la maternidad, posiblemente debido a su categoría de trabajo (doméstico, agricultura), o bien debido a que no están oficialmente declaradas y se conciben como trabajadores informales, o porque trabajan tiempo parcial, o porque son independientes, o bien porque no han trabajado el tiempo suficiente para el/la mismo/a empleador/a ...
Se debe actuar en todos los casos para extender la protección a cada vez más categorías de trabajadores/as, especialmente a las más vulnerables de todas, aquellas de la economía informal, en el servicio doméstico y la agricultura.
El Convenio 189 de la OIT sobre Trabajo Decente para las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos extiende los derechos laborales básicos a las trabajadoras domésticas, que a menudo son excluidas de las leyes laborales nacionales. (C183: todas las trabajadoras, por contrato, incluso en las formas atípicas de trabajo – C 189 particularmente las trabajadoras domésticas).

La Licencia de maternidad (y por adopción) debería ser de al menos 24 semanas, y al menos con un período de descanso obligatorio de 6 semanas después del nacimiento. Si es posible, también debería contar con 4 semanas de licencia obligatoria antes del nacimiento. El período restante de la licencia se debe tomar según la conveniencia o elección de la madre. Esta licencia de al menos 6 meses, permitiría a las madres seguir las recomendaciones sobre la lactancia materna exclusiva de la AMS. (C183: 14 semanas, 6 semanas obligatorias después del parto - R191: 18 semanas).

Se debe dar un permiso de paternidad remunerado de por lo menos 5 días a los padres en el momento del nacimiento (no incluido en C183).

 • Tanto la madre como el padre deben tener derecho a un período de licencia parental remunerada de varios meses, con el fin de fomentar la participación de los padres en la vida familiar, en el cuidado y responsabilidades familiares (no comprendidos en C183, pero en R191 y está destinado tanto a madres como a padres después de la licencia por maternidad).

Durante el permiso de maternidad se debe pagar el 100% del salario de la trabajadora durante todo el periodo de la licencia. El Estado debe pagar una parte (seguridad social, seguro social) y no sólo el empleador, para evitar la discriminación contra las trabajadoras en edad reproductiva (C183: al menos el 66%, pagado por la seguridad social o seguros - R191: 100%).

Los gastos médicos relacionados con la maternidad deben ser cubiertos por el seguro nacional: las consultas pre y postnatales, la asistencia profesional / hospitalización por el parto, consultoría en lactancia materna, medicamentos, transporte (C183: prenatal, parto, puerperio y hospitalización cubierta por el seguro social o fondos públicos - R191: atención profesional en todos los casos, la atención dental, medicamentos).

Todo el trabajo potencialmente peligroso para la salud de la madre, el feto o el/la bebé debe estar prohibido para las mujeres embarazadas y lactantes. Pero además, debe prohibirse todo el trabajo potencialmente peligroso para los trabajadores y trabajadoras en edad reproductiva. Los/as trabajadores/as deben ser transferidos/as a otro puesto en caso de peligro, o dejar de trabajar de forma temporal (con pago) si esto no es factible (C183: puestos peligrosos o insalubres - R191: evaluación del riesgo, alternativas de riesgos, peligros que deben evitarse).

 • Al término de su permiso, la trabajadora debe tener garantía de que va a volver al mismo puesto o a un puesto equivalente, sin pérdida de salario o de otros beneficios. No debe ser despedida durante su embarazo, su licencia de maternidad ni durante un período determinado después del final de su permiso (al menos mientras ella todavía esté amamantando). En caso de despido, el/la empleador/a debe aportar las pruebas necesarias. (C183: derecho a regresar al trabajo, no despido durante el embarazo, la licencia o después de esta; aportación de pruebas por parte del/la empleador/a - R191: volver al mismo puesto de trabajo sin pérdida de antigüedad).

 • Toda trabajadora en edad de reproducción no puede ser discriminada porque esté o puede estar embarazada o amamantando. Un/a empleador/a no puede solicitar una prueba de embarazo o prueba de esterilidad, ya sea antes o durante la contratación, excepto en casos muy concretos (C183: no prueba de embarazo o certificado de prueba de este tipo).

• Las trabajadoras lactantes tienen el derecho a descansos diarios pagados para la lactancia materna de al menos 2x30 minutos por día durante todo el período de la lactancia materna (C183: Uno o varios descansos pagados por día o la reducción del tiempo de trabajo - R191: número y frecuencia de los descansos varían según la necesidad, la reducción de horas de trabajo). Se debe habilitar salas de lactancia en el lugar de trabajo o la guardería de la empresa (no incluidos en el C183 - R191: Salas de lactancia en condiciones higiénicas adecuadas).

• El Estado debe garantizar que los/as empleadores/as, en consulta con sus trabajadoras, desarrollen políticas amigables con la familia, bebés y niños y niñas que permitan a los/as trabajadores/as, tanto hombres como mujeres, equilibrar sus responsabilidades laborales y familiares: políticas escritas, intercambio de información y horarios flexibles, teletrabajo, guarderías en casa, trabajo compartido, la programación de reuniones durante el día, descansos para lactar, etc. (No en C183 ni en C156 o R191, trabajadores/as con responsabilidades familiares, 1981).
 Estos elementos forman parte de un todo y lo ideal es que se examinen conjuntamente, no por separado. Lamentablemente, la legislación de protección de la maternidad en general es muy diferente, no solo de un país a otro, sino también en general.
La legislación es insuficiente en casi todo el mundo.
En algunos países el alcance es pobre, y muchos grupos de trabajadoras están excluidos; en muchos otros, la licencia de maternidad es demasiado corta o no remunerada o no comprende todo el periodo de licencia; en otros casos, los descansos para lactar no existen...

 En las campañas electorales y en la lucha A FAVOR de la protección de la maternidad como un derecho de las trabajadoras, los diversos objetivos específicos deben darse en un orden de prioridades, en función de la urgencia nacional o local o la facilidad para ser cumplidos.

La evaluación - incluyendo política y económica – de la situación nacional y local permitirá a IBFAN y a sus aliados decidir la mejor forma de luchar por mejoras: fortaleciendo, por ejemplo, una ley nacional, o presionando por la ratificación del C183, o uniendo fuerzas con los sindicato locales y otras organizaciones u obteniendo salas de lactancia materna en un lugar de trabajo dado... Mediante el apoyo a las mujeres que trabajan en sus país, y prestándoles apoyo durante su maternidad, IBFAN ayuda a las mujeres a cumplir sus roles reproductivos y productivos y a disfrutar de los derechos que les corresponden y que son esenciales para su bienestar y el de sus familias. Diciembre 2012.



Fuente: http://www.ibfan-alc.org/posiciones/Declaracion_IBFAN-Proteccion-Maternidad.pdf

Oficina Regional IBFAN América Latina y Caribe . Red Internacional de Grupos pro Alimentación Infantil Apdo. Postal 5355, San José 1000, Costa Rica . tel/fax 506 22243986 . cefemina@racsa.co.cr . http:/www.ibfan-alc.org